El verano transcurre, los días de sol y de expansión nos llenan de vitalidad y energía para hacer más cosas y emprender caminos hacia lo desconocido. A lo largo del verano se han ido sucediendo nuevas vivencias, nuevas relaciones, nuevos retos, nuevos lugares, nuevos amores y también, por qué no, nuevos dolores. Todos es igualmente enriquecedor, todo tiene algo que enseñarnos.

Aún es verano, aún existe ese torrente de luz que nos regala el Sol cada día, ese cielo azul infinito que nos invita a mirar hacia arriba y dejar nuestros sueños volar, esos olores estivales que propician el movimiento, el deporte, bailar…

Apreciado y valioso tiempo. 

Dede mi hogar y mi templo voy más allá, exploro, descubro, intercalo risas y llantos que forman parte de la vida, disfruto, Amo, me entrego, suelto el control para Vivir en mayúsculas lo que toca, lo que se da, medito, siento mi cuerpo y mis sensaciones, abro los sentidos para no perderme nada y mi atención lo abarca todo, en cada lugar, a cada instante.

Aún queda para el ocaso del verano, aún es tiempo de disfrutar, de Vivir.

¿A qué esperas? No necesitas ir lejos, no necesitas un gran billetero, todo lo imprescindible está en ti. 

 

El único y verdadero viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes, sino en mirar con nuevos ojos. – Marcel Proust –

Raquel Roji Fernández

Raquel Roji Fernández

Psicóloga, Psicoterapeuta, Instructora de Meditación Transpersonal, Consultora Mindfulness transpersonal

 

Quiero ayudarte a que vivas la vida sintiendo el placer de ser feliz.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies